Usted puede salvar vidas!

¿Cuántas veces usted o sus seres queridos han  conducido bajo la influencia del alcohol? Usted puede pensar que nada pasa si toma unas cervezas  o una copa de vino en una fiesta. Si nunca le da mucha importancia a la persona  que está tomando en la mesa sentada junto a usted, se está perdiendo la oportunidad de oro para evitar que esa persona conduzca ebrio(a).

No se requiere adicción

Según estadísticas las personas que conducen bajo la influencia del alcohol son las que beben con la familia, amigos o compañeros de trabajo. Cuando se piensa en esa estadística, es obvio que la adicción no es necesaria para que se produzca la acción de conducir ebrio.Muchos conductores ebrios son ciudadanos respetables que van saliendo de reuniones sociales sin la intención de hacer daño a nadie ni violar la ley. Manejan después de disfrutar de un cóctel con amigos o degustar una copa de más en una cena de negocios. Algunos son alcohólicos con adicciones, pero muchos son bebedores sociales que toman malas decisiones.

Los conductores ebrios que usted ama

Si usted tiene amigos, familiares o compañeros de trabajo que acostumbran tomar en las reuniones sociales, usted podría impedir que tengan un accidente o los detengan por conducir ebrios; la mejor manera de combatir el problema es educar y capacitar a miembros de la familia, amigos y colegas de prestar atención, intervenir y actuar.

Prestar atención significa simplemente que usted nota que está bebiendo, cuánto está  bebiendo  y con qué frecuencia bebe. Cuando alguien está bebiendo demasiado, es necesaria una intervención. Alguien  que presta  atención debe  actuar y asegurarse que la persona que bebe en exceso toma un taxi a su casa.

Por último, es importante hablar y actuar cuando alguien está a punto de conducir ebrio. Si más personas insisten en la búsqueda de alternativas de transporte para los conductores en estado de embriaguez, los incidentes por conducir ebrio podrían reducir sustancialmente.